LAS BICHAS DE SIERRA MORENA

Un proyecto de Oro Jondo


Corría el año 1940 cuando una noche de verano Sierra Morena se iluminó con colores nunca vistos. Objetos volantes surcaron el cielo, buscando no se sabe qué, para después desaparecer.


El aparato del régimen se ocupó en disfrazar la ocurrencia de aparición mariana, y así controlar los rumores que circulaban por la zona. Pero lo que no pudieron controlar, fueron las milagrosas consecuencias que aquellas visitas tuvieron para algunas mujeres de la zona.


Después de aquella noche, las más valientes experimentaron sensaciones extraordinarias en sus lozanos cuerpos. Las mutaciones se sucedían y se acompañaban de fantásticos poderes que amenazabanv al gobierno y asustaban a los hombres.


Por eso se las recluyó en su monte, impidiéndolas salir a un mundo que fácilmente podrían dominar. Sintiéndose encerradas como animales, aquellas mujeres tomaron las armas y decidieron que sería por la fuerza como conquistarían su libertad.


Así nacieron las Bichas de Sierra Morena, las bandoleras mutantes que durante años atracaron bancos y atemorizaron a los niños de la serranía.


Esta exposición es el homenaje de Oro Jondo a su leyenda.